¿Cuándo desaparece el aval de una hipoteca? Condiciones y situaciones a valorar

aval-hipoteca

A la hora de solicitar una hipoteca para comprar un piso en Málaga capital, por ejemplo, para una vivienda situada en el distrito centro, es muy posible que la entidad que nos vaya a conceder el préstamo nos pida un aval. Sin embargo, muchos usuarios desconocen el significado de este término ni saben cuándo desaparece el aval de una hipoteca o cuáles son los derechos del avalista.

¿Qué es un avalista de hipoteca?

Cuando una persona se dirige al banco a pedir un préstamo es muy común que la entidad financiera pida un aval, es decir, una garantía de pago ante los posibles impagos del avalado.

El avalista de la hipoteca es la persona o entidad que actuará como fiador a fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones financieras que haya contraído el avalado. La importancia de esta figura para las hipotecas es esencial, sobre todo a la hora de contar con la confianza del banco para un préstamo.

Encontramos también la posibilidad del aval hipotecario temporal, siempre y cuando se recoja en el contrato cómo y cuándo se extinguirá el aval.

A modo de resumen, los sujetos de esta relación son los siguientes:

  • Acreedor. Posee la obligación principal contra el deudor y tiene derecho a exigir su cumplimiento. Es el banco o la entidad financiera que otorga la hipoteca.
  • Avalado o posible deudor. Debe responder ante la obligación principal. Si lo equiparamos a un caso real, es la persona que solicita el préstamo hipotecario.
  • Avalista. Es la figura del tercero que responderá por las deudas que el avalado contraiga con la entidad.

¿Cuáles son los derechos del avalista de una hipoteca?

Una de las consecuencias del aval hipotecario es que el avalista de un préstamo se verá obligado a responder de las deudas que el avalado haya contraído con el banco como consecuencia del incumplimiento de pagos. La entidad financiera tiene la obligación de facilitar al avalista información detallada en la que se recojan sus derechos y obligaciones además de las responsabilidades y de los riesgos que asume al aceptar ser avalista estampando su firma en el contrato correspondiente.

El avalista cuenta con los siguientes derechos:

Excusión

Permite al avalista no tener que responder ante el acreedor hipotecario de las deudas contraídas por el deudor principal, siempre y cuando este último tenga bienes con los que saldar la deuda. Este derecho suele ser de gran utilidad en supuestos en los que el deudor, a pesar de tener bienes con los que afrontar el pago, se niega a saldar la deuda.

División

El objetivo del derecho de división es que, en caso de concurrir varios fiadores o avalista en una misma deuda, esta se divida en partes iguales y se distribuya entre ellos de una forma equitativa.

Orden

Ante una situación de impago por parte del avalado, se ejecutará el cobro preferentemente desde el patrimonio del deudor, y no del avalista.

Extinción

Si las condiciones del contrato que fueron firmadas por el avalista cambian sin su autorización o consentimiento, automáticamente quedará desvinculado del contrato y no tendrá que hacer frente a los impagos del avalado.

avalista hipoteca

¿Cómo quitar un aval hipotecario?

  • Si tú o alguno de tus familiares cercanos está interesado en pedir una hipoteca, tal vez te hayas preguntado alguna vez qué hay que hacer para cambiar el aval de la hipoteca o cómo quitar avalistas de un préstamo hipotecario.

    Cambiar el aval de la hipoteca no es sencillo. Para ello, primero se debe negociar y aprobar por parte de la entidad bancaria la salida del avalista del contrato. Es muy común que el banco dé una respuesta negativa, sobre todo si nuestra situación económica supone un riesgo para afrontar los pagos de la hipoteca.

    Un plan alternativo ante la negativa del banco de sacar al avalista de la operación lo encontramos en la subrogación de la hipoteca con un cambio del deudor. De igual forma el banco deberá aprobar esta operación.

    A continuación, enumeramos algunas de las situaciones más comunes en las que se solicita quitar el avala hipotecario:

    • Fallo en el pago de las mensualidades
    • Para solicitar un préstamo
    • Para ser avalistas de otro familiar
    • Separación de los titulares

    Ahora que ya conoces qué es un avalista, cómo quitar un aval hipotecario, cómo quitarse de avalista en una hipoteca o en qué situaciones desaparecerá el avalista hipotecario, no dudes en consultarnos, uno de nuestros abogados especialistas en derecho bancario podrá asesorarte y encontrar la mejor solución.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Palacios & Vidal Abogados

Consulta Jurídica

Ir arriba