¿Qué hacer si tienes un inquilino molesto o problemático?

problema con vecinos ruidosos

Aunque nadie quiere enfrentarse a este tipo de situaciones, en ocasiones, cuando arrendamos un piso o casa puede ocurrir que el resultado sea un inquilino molesto. Eso puede generar problemas ante algunos de los vecinos y quizás no sabríamos qué hacer si nos encontramos ante algo así. 

¿Qué hacer frente a un inquilino molesto?

Cuando nos preguntamos qué hacer frente a un inquilino molesto, la primera idea que nos viene a la cabeza desalojarlo de la vivienda. Sin embargo, es recomendable seguir estos pasos antes de llegar a ese moment

Dialogar con el

Es importante recordarles las normas de convivencia para inquilinos y el incumplimiento de alguna o varias de ellas que están llevando a cabo. Para ello, lo mejor será llamarlos por teléfono para avisar de que vamos a ir a visitarlos. En la conversación no deberá haber amenazas ni insultos y el tono debe ser cordial, recordemos que es una conversación informativa en la que se le explicará la opinión de los vecinos acerca de su comportamiento molesto. 

Acudir al presidente de la comunidad

Esto hará que se unan fuerzas entre propietario y vecinos, lo cual quizás ayude a que el inquilino cese en su actitud molesta, tras saber que su comportamiento está resultando incómodo para los vecinos. 

Aunque a veces no resulta sencillo, la actuación de buena fe mediante conversación cordial de propietario o presidente e inquilino puede resultar de utilidad en algunos casos. En cualquier caso, no perdemos nada por intentarlo y quizás nos ahorremos medidas más desagradables, como la asistencia a juicio. 

Inquilino molesto

Cómo echar a un inquilino que molesta a los vecinos

Aunque lo ideal es que tras realizar los pasos del apartado anterior el inquilino cese en su actitud y deje de molestar a los vecinos, la realidad es que en ocasiones esto no sucede y los intentos de hablar con él son infructuosos. Para estos casos, vamos a ver cómo echar a un inquilino que molesta a los vecinos: 

  1. Llamar a la policía. El aviso formal de las autoridades dará la posibilidad de cambiar de actitud, además de reflejar la existencia de un problema vecinal mediante un atestado que nos ayudará a probar en el futuro juicio la molestia ocasionada. 
  2. Notificación. Aunque la comunidad de propietarios haya notificado al inquilino de las molestias que está causando, es importante que el propietario realice una notificación por escrito y de forma que quede constancia, como mediante un burofax. Esto será clave a la hora de un juicio, ya que de no ser así, la posibilidad de que el propietario sea culpable por inacción ante la actitud de su inquilino es alta.  
  3. Pruebas. Para demostrar la molestia de los vecinos es necesario que el demandante demuestre la existencia de dicha molestia, no siendo suficiente la palabra del propietario o un vecino. Algunas opciones son la medición por parte de la policía o empresa especializada del ruido ocasionado o la contratación de un detective que recabe todas las pruebas necesarias. 
  4. Celebración de junta extraordinaria. En ella se debatirá el problema y la necesidad de tomar acciones legales contra el inquilino molesto. Una vez tomada la decisión, se presentará la demanda correspondiente. 
  5. Demanda. El juez valorará las pruebas presentadas junto a la demanda, así como las notificaciones enviadas desde la comunidad de vecinos y la propiedad al inquilino y las respuestas, en su caso. Si el propietario no tiene culpa por inacción, lo exonerará de sus obligaciones en el contrato de arrendamiento, por lo que quedará rescindido y se podrá echar al inquilino molesto. 

Este proceso puede ser largo y complicado debido, en gran parte, a la carga de la prueba por parte del demandante, pero, una vez finalizado, podrá desalojar al inquilino. 

Como hemos visto, si te preguntas cómo desalojar a inquilinos molestos, la primera opción debe ser siempre el diálogo y la buena fe. Tras ello, se pasará a llamar a la policía, así como a notificarlo de forma fehaciente y recabar las pruebas necesarias para adjuntar a la demanda. Debido a la complejidad del proceso por el cual deberemos probar las molestias causadas por el inquilino de forma que el juez resuelva a nuestro favor, lo mejor será contratar a abogados especializados que le asesoren durante todo el proceso.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Palacios & Vidal Abogados

Consulta Jurídica

Ir arriba